Archivo de la etiqueta: anodizado de titanio

Sobre el Hard Coat

Como ya explicamos en su día en estas páginas, el Hard Coat o Anodizado duro sobre titanio es un tratamiento superficial que le proporciona una mayor dureza, un incremento del índice de rozamiento y una mejor osteointegración en implantología.

Nuestros procesos para obtener esta capa de TiO (óxido de titánio) evolucionaron a partir del convencional baño electrolítico de ácidos, para conseguir unos desarrollos de exactitud acordes con las necesidades del recubrimiento, con los grosores que se deseen.

Tecnificar piezas con el conocimiento y los procedimientos de Anodime, es sin duda incrementar el atractivo para el catálogo de la empresa y, por ende, la capacidad delvolúmen de negocio. Contacte con nosotros: info@anodime.com – Tel. 93 222 20 51.

Color y anodizado

La gama de colores que podemos conseguir con los tratamientos superficiales de metales en general y con el anodizado de titanio en particular, depende de varios factores mesurables que intervienen en todos los procesos.

Vistas las gradaciones que ofrece la carta de colores, en teoría se podrían conseguir tantos tonos como fracciones de tiempo, reactivos y voltaje aplicado pudiésemos controlar en la fase electrolítica.

Pero nos encontramos que en la ecuación final interviene también la percepción visual, un parámetro que no es precisamente objetivo si hablamos de valoración cromática. Algunas fuentes de investigación aseguran que el ojo humano medianamente entrenado puede distinguir alrededor de un millón de colores.

Consecuentes con todo lo expuesto, en Anodime siempre pedimos a nuestros clientes que intenten circunscribir sus requerimientos a una gama lo más concreta y acotada que les sea posible. Las codificaciones de las que disponemos hoy en dia (libros de color, estándares normativos, RAL) nos ayudan a fijar el espectro cromático que hemos de conseguir.

Como cada caso es un mundo, lo mejor es que se ponga en contacto con nuestros expertos para que le proporcionen toda la información necesaria para que de las piezas a tratar acaben con el aspecto deseado según sus necesidades cromáticas .

Recubrir con Polímero

Diferenciar, optimizar, evitar errores. Anodime tiene la solución a medida para cada necesidad que nuestros clientes propongan. Hoy en dia cualquier especialización es poca para dar servicio, pues la competencia es feroz y en Anodime queremos ser líderes en el tratamiento superficial de metales. Propónganos un problema y estudiaremos su caso, le ofreceremos alternativas y haremos un presupuesto. Bajo pedido nos encargaremos de la recogida y la entrega a domicilio de sus piezas a tratar y no tendrá que preocuparse por nada.

En la imagen se pueden observar unas pruebas de nuestro laboratorio con recubrimiento de polímeros de colores sobre el acabado Goldgrip, tomando como base unas puntas de destornillador en acero inoxidable para el sector dental.

Son innumerables las aplicaciones de estas técnicas de acabado sobre metales, pudiéndose combinar unas con otras para conseguir los resultados deseados. Póngase en contacto con nosotros en el correo comercial@anodime.com o en el teléfono 932 222 051, para obtener información personalizada. Seguro que nos entenderemos.

Sectores e investigación

anodime - tratamiento superficial de metales

La actividad de Anodime se centra básicamente en el anodizado de titanio y el tratamiento de las superficies de metales. En nuestro día a día nos encontramos con encargos provenientes de sectores cada vez más diversos y exigentes, que ponen a prueba la capacidad de superación de todo nuestro equipo. Uno de los activos de nuestro staff es sin duda el de obtener el conocimiento de qué procesos son los mejores para cada caso a los que hacemos frente.

“Nuestro know-how se cultiva con el trabajo del día a día en sectores tan diversos como la Aeronáutica, la Traumatologia, la Investigación Biomédica o la Instrumentación.”

Enric Bonet, gerente de Anodime, S.L.

La industria de hoy requiere poder diferenciarse, estar a la última; en definitiva, ser los primeros en ofrecer nuevas y mejores alternativas que nos distingan de los demás. En Anodime, intentamos aportar este plus con nuestro “saber-cómo”. Procesos conocidos pero adaptados a nuevas aplicaciones son tambien puestos en valor por nuestros técnicos.

Pongamos un ejemplo, una característica del acero inoxidable es la de formar una densa pelicula de óxido, ya sea de cromo, de cromo níquel o de otro metal que lo proteja de la corrosión. Simplemente fozar este proceso para incorporarlo al catálogo de los tratamientos superficiales, es convertir una característica intrínseca del material en un valor añadido que aumenta las cualidades tradicionales del metal.